Reconocimiento a las mujeres vinculadas a la automoción a lo largo de la historia

Un viaje por la historia que tiene como objetivo visibilizar y agradecer la labor de estas mujeres que han hecho posible que el coche evolucione y sea tal y como lo conocemos  hoy

El 8 de marzo se celebra el Día de la Mujer, una fecha muy significativa en la que se conmemora la lucha de las mujeres por la igualdad, la justicia y el desarrollo. Por esta razón, Grupo Soledad quiere rendirle un pequeño homenaje a esas mujeres que, en tiempos muy complicados, no se rindieron. Un reconocimiento que consiste en hacer un viaje en el tiempo utilizando como hilo conductor la automoción y la mujer. Un recorrido por la vida de algunas visionarias que han hecho posible que el coche evolucione y sea tal y como lo conocemos  hoy. 

Margarit Wilcox nació en Chicago, Estados Unidos, en 1838 y fue una de las pocas mujeres ingenieras mecánicas de su época. Con 34 años creó el primer sistema de calefacción del coche. Su idea consistió en redirigir el aire sobrante de los motores hacia la zona del conductor a través de un mecanismo de ventilación.

Años más tarde, en Nueva York, en 1903, Mary Anderson observó cómo los conductores sacaban la cabeza por la ventanilla para limpiar sus cristales, especialmente cuando llovía o nevaba. Para evitar este engorroso trabajo Mary creó el primer limpiaparabrisas, un dispositivo giratorio que podía activarse desde dentro del vehículo. 

Otro invento significativo es el de la actriz canadiense de cine mudo Florence Lawrence que pasó a la historia, no solo por sus películas, sino también por su gran aportación al mundo del automóvil. Esta gran aficionada a los coches, fue la responsable del primer sistema indicador de cambios de dirección. Su invento tuvo lugar alrededor de 1914 y consistió en la incorporación de unos brazos al parachoques trasero de su coche, que se activaban mediante una palanca para indicar la intención de girar hacia un lado u otro. Además, el dispositivo incorporaba un brazo con la señal de “stop”, que se levantaba al pisar el pedal del freno. Así que, los intermitentes y las luces de freno del coche fueron invento de esta ingeniosa e inquieta mujer.

A mediados del siglo XX, la química polaco-estadounidense Stephanie Kwolek realizó uno de los descubrimientos más importantes para el mundo del neumático: el Kevlar. Fue esta mujer la que tras varios experimentos e investigaciones, inventó el poliparafenileno tereftalamida, más conocido como Kevlar. Este material es cinco veces más resistente que el acero y se demostró que no se rompía en situaciones en las que el nylon si lo hacía. De este modo en la actualidad se usa el Kevlar para lograr que los neumáticos sean mucho más resistentes y seguros.

También hay que recordar a Margaret E. Knight, una de las inventoras más importantes del siglo XIX. Entre sus grandes aportaciones al mundo automovilístico, destacan uno de los componentes clave para el desarrollo del motor rotativo: las válvulas de camisa. Además, también inventó la máquina para fabricar bolsas de papel en serie entre otros muchos inventos.

Con este viaje por la historia Grupo Soledad quiere visibilizar y agradecer la labor de estas mujeres. Cada día los coches son más inteligentes y tecnológicos, pero lo cierto es que las bases que pusieron estas mujeres siguen muy presentes en todos ellos. Los intermitentes y luces de freno del coche son una de las bases de la seguridad vial; los neumáticos más que nunca, se fabrican con Kevlar; se sigue utilizando el motor rotativo; el parabrisas es el mejor aliado en días de lluvia y, desde luego, no podemos imaginarnos un coche sin calefacción.

2021-04-07T09:51:01+02:00 2 marzo, 2021|News|Sin comentarios

Deje su comentario